domingo, 24 de julio de 2016

La busqueda del gravitón apunta a universos paralelos

El gravitón es un partícula elemental que aún no ha sido probada experimentalmente. Es de tipo bosónico y sería la encargada de transmitir la interacción gravitatoria en la mayoría de los modelos  de gravedad cuántica. De masa cercana a cero, se cree que posee un espin 2 y forma parte del grupo de los bosones de gauge. 
El problema de probar una teoría cuántica de la gravedad aún sigue en estudio. Uno de los incovenientes para probar la existencia de esta partícula reside en que su escasa masa haría improbable detectarla dentro de los postulados de la Teoría General de la Relatividad. Hecho que se contradecería con los postulados de la gravedad cuántica la cual establece que para afirmar la existencia de dicha partícula, la misma debe hallarse en consonancia con los principios relativistas.
La teoría M postula que existen 11 dimensiones donde la supergravedad interactúa entre membranas de 2 a 5 dimensiones. Esto evidenciaría la existencia de infinitos "universos paralelos", algunos serían como el nuestro con algunas diferencias mayores o menores, mientras que otros serían impensados con menos de 4 o 5 dimensiones. Esto explicaría la debilidad de la gravedad, pues la partícula del gravitón sería la única capaz de atravesar todas las membranas, perdiendo su fuerza. 
El problema sigue abierto, lo cierto es que así como esta teoría no ha sido demostrada matemáticamente, tampoco lo era el electromagnetismo a mediados del siglo XIX, hasta que James Clerk Maxwel publicó sus ecuaciones alrededor del año 1863.
De lograrse la unificación de la teoría cuántica de campos con la relatividad general (teoría de la cuarta fuerza fundamental): la gravedad, asistiremos a un nuevo cambio de paradigma en la forma de hacer y pensar la física teórica actual. Fisicos teóricos de la talla de Edward Witten (sugirió la existencia de las supercuerdas en el año 1995) creen que la elaboración de un nuevo lenguaje matemático puede demostrar la teoría M.
Seguramente la investigación actual tendrá que profundizar en la teoría de perturbaciones de la mecánica cuántica como así tambíen ampliar los estudios de los diagramas de  Feynman. Con lo que se logrará sentar las bases para probar rigurosamente la teoría de supercuerdas (universos paralelos) conjuntamente con la teoría M. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario