jueves, 11 de febrero de 2016

LIGO confirmó que han detectado ondas gravitacionales

Luego de los rumores llegó la confirmación oficial, finalmente los responsables del Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO), en EE.UU., han anunciado hoy que han captado las ondas producidas por el choque de dos agujeros negros, la primera detección directa que confirma la teoría de Einstein. "Señoras y señores, hemos detectado las ondas gravitacionales. Lo hemos conseguido". Asi se pronunció el director ejecutivo de LIGO, David Reitze. La primera señal fué captada el pasado 14 de septiembre de 2015, por lo que llevó meses analizar los datos y confirmar que realmente se trataba de ondas gravitacionales. Nuestros oídos empiezan a escuchar "la sinfonía del universo", se pronunció Alicia Sintes, física de la Universitat de les Illes Balears (UIB),  "es un descubrimiento histórico que abre una nueva era en la comprensión del cosmos" resaltó.
Según la Teoría General de la Relatividad, hay objetos que convierten parte de su masa en energía y la desprenden en forma de ondas que viajan a la velocidad de la luz y deforman en su paso el espacio y tiempo. La fuente de ondas gravitacionales por antonomasia es la fusión de dos agujeros negros supermasivos, considerado uno de los eventos más violentos después del Big Bang.  El celebre y genial físico alemán las predijo en 1916 pero también advirtió de que, si realmente hay fusiones de este tipo, suceden tan lejos que sus vibraciones serían indetectables para la Tierra. 
Luego de 100 años  la tecnología avanzó lo suficiente como para detectar las ondas y corroborar su teoría, pero eso no es todo, con el hallazgo el universo podrá ser estudiado de una forma totalmente nueva. Las ondas gravitacionales permitirán estudiar entre otras cosas: la formación de los agujeros negros, que cantidad de ellos hay y conocer con mucho más detalle el ciclo vital de las estrellas y el universo.

Fuente: https://www.ligo.caltech.edu/detection